¿Qué es la suplantación?

Adopción ilícita de una identidad de marca en el ámbito digital para gestionarla al margen del control del propio individuo o compañía. Un ejemplo habitual de esta práctica es el registro de cuentas en redes sociales con nombre de marca ajeno con la intención de explotar comercialmente su reputación (falsificación), potenciarla libremente (brandjacking) o, simplemente dañar su credibilidad.

Otras prácticas fraudulentas similares son el cibersquatting, phishing o la creación de flogs.

 
Descárgate nuestro nuevo informe Consumer Trends 2020
Descargar informe Ver más informes

Otros términos relacionados
de branding